Terapia de color para la habitación de los niños: ¿Por qué necesita una combinación de colores adecuada?

Los expertos dicen que la psique de los niños es muy sensible al medio ambiente y su visión es extremadamente sensible a la variedad de colores y matices. Por lo tanto, es extremadamente suave y los tonos tranquilos deben prevalecer en la habitación para un bebé de hasta dos años. La habitación de los niños puede ser la encarnación de los colores brillantes y las ideas más atrevidas en el diseño solo en la edad más madura de su hijo. Revisemos las reglas y los mecanismos principales que deben tenerse en cuenta cuando necesite proporcionar una terapia de color para la habitación de los niños: ¿por qué necesita una combinación de colores adecuada?

Combinación perfecta

La combinacion de neutro azul Tonos en combinación con un suave. amarillo La paleta puede ser óptima para la habitación de un bebé. Tales colores crearán una sensación de confort y seguridad. Y los muebles para niños en tonos azules y amarillos agregarán alegría e incluso mayor alegría al interior de la habitación de los niños. En tal ambiente, el bebé no solo podrá relajarse con placer sino que también comprenderá información nueva, interesante y útil para él o ella.

Según los psicólogos, colores alegres y contrastantes (pronunciados rojo , amarillo azul, verde ) son favorables para un niño a los cuatro años.

Oscuro y claro

Trate de evitar las oscuras transiciones espectrales en la decoración de la habitación para su hijo. Es porque cualquier color que se convierta en negro, afecte de manera deprimente y agresiva en la psique del niño. Los colores claros, por el contrario, llenan la habitación con un ambiente alegre, que es muy útil para el desarrollo del niño, le da fuerza y ​​energía. Una excelente solución es usar tonos de Marfil Con toques dorados o color azul que recuerdan el cielo para las paredes.

Armonía de dos colores

La decoración de dos tonos en la habitación de los niños también puede ser la idea clave del diseño. La combinación de arena y verde claro con un discreto entrecruzamiento del tono opuesto de la misma escala de colores diluye la monotonía y le da al interior una peculiaridad y belleza peculiares. gris pastel con naranja Los elementos o en contraste con el delicado color lila no parecen menos elegantes. Y la combinación tradicional de verde y rosado , anima el interior como un segundo viento, llenándolo de imperturbable vitalidad, energía y limpieza.

Rojo emocionante

La abundancia de rojo no es la mejor solución para la habitación de los niños. En el nivel subconsciente, tiene un efecto negativo en la psique. Excita, induce la sensación de presión. En tal ambiente, el niño puede experimentar dolores de cabeza. Su sueño será débil y perturbador. Pero los pequeños objetos brillantes no interfieren en absoluto. Ollas rojas decorativas, posavasos, almohadillas, cortinas diluyen perfectamente los tonos pastel monocromáticos.

Acento azul

La presencia de azul es a menudo bienvenida por los diseñadores en el diseño de las habitaciones de los niños. Alivia la tensión muscular y generalmente tiene un efecto positivo en la condición física general. Pero al mismo tiempo, los tonos fríos deben usarse con mucho cuidado en la decoración. Es porque a menudo el azul abundante puede causar depresión. En el vivero, este color será apropiado en forma de acento ligero o un elemento discreto de decoración.

Amarillo Soleado

Las pinturas cálidas son una excelente opción para decorar la habitación de un niño. Todos los tonos de amarillo estimulan la actividad mental, tienen un efecto positivo en la visión y mejoran el estado de ánimo. Pero si su bebé es muy impulsivo, está sujeto a frecuentes cambios de humor, luego elija un tono más tranquilo y frío.

Efecto beneficioso: Verde en el interior de los niños

Los tonos verdes son una verdadera terapia de color para el niño. El verde estabiliza la presión ocular, ayuda a concentrarse, normaliza la respiración y promueve un sueño fuerte y saludable. Si la decoración utiliza un color diferente como el principal, los juguetes, las imágenes de los niños, la encuadernación y las almohadas pequeñas en la paleta verde son un excelente compromiso para organizar el vivero.

Más colores: naranja para bebé

El naranja brillante estimula el apetito, ayuda a la digestión, pero debes tener mucho cuidado con el interior. Su abundancia puede causar fatiga y en ocasiones mareos. Para una guardería, solo un par de juguetes de color naranja serán suficientes.

Psicologia de las sombras

Un tema igualmente importante en el diseño del vivero es la combinación armoniosa de los tonos de color. Tradicionalmente, rosado, melocotón los tonos son seleccionados para habitaciones de pequeñas princesas . Y habitaciones de hombres jóvenes Están decoradas con tonos más fríos de azul, y gris. Pero hoy no es necesario adherirse a esta regla. Los expertos aconsejan considerar el efecto del color en la condición emocional e incluso física del bebé.

Los tonos limpios y delicados de verde, rosa, amarillo y azul crean un ambiente favorable en la habitación de los niños. Los pasteles claros transformarán notablemente incluso el cuarto más oscuro, lo harán más cómodo y acogedor. Llénate de un ambiente completamente diferente y animado, muy diferente de la monotonía en las habitaciones de la generación anterior.

Tonos de lila con la adición de color marrón claro y beige Será original e interesante para el espacio infantil. Muchos expertos recomiendan los tonos morados tenues para usarlos en la habitación del alumno. Activan la actividad mental y ayudan a desatar la creatividad.

Los tonos pastel de rosa, azul, melocotón, beige y verde pálido serán el color óptimo para bebés de 1 a 3 años y recién nacidos. Son calmantes y arrullan perfectamente al bebé.

La magia de los colores brillantes

La habitación puede ser decorada con dibujos de colores brillantes para niños mayores. Mariposas gráciles, flores hermosas, todo tipo de animales, personajes de dibujos animados, personajes de cuentos de hadas desarrollan perfectamente la imaginación y complacerán a los más curiosos.

Los juguetes de los niños también pueden servir como acentos brillantes. Pero en este caso, el fondo general de la habitación debe ser lo más neutral posible. Esta es la mejor solución para aquellos padres que están comprometidos con un interior más versátil, sin murales brillantes y dibujos en las paredes. Y, por supuesto, usa los colores naranja y rojo con mucho cuidado. La abundancia de colores de fuego será el principal irritante de la psique del niño.

Elige un color para adaptarse al personaje

Dependiendo de su propio gusto, también debe tener en cuenta el temperamento de su bebé al hacer el diseño de color de la habitación infantil. Por ejemplo, personas melancólicas o pequeñas flemáticas no le importarán los colores brillantes en la habitación que aparecen en forma de rayas y zigzags en la ropa de cama. Si se complementan armoniosamente entre sí con cortinas rosas y adornos rosados ​​en la pared con un adorno en la cabecera de la cama. Tales elementos brillantes harán que el bebé sea más activo; Estimulará su curiosidad y desarrollo.

Rosa palido, turquesa Los azules son la mejor opción para la sala de la inquietud activa: emocionalmente optimista y juguetón colérico. Tienen un efecto beneficioso sobre el sueño, calman y relajan perfectamente al bebé después de un día de vigilia.

Al elegir una paleta de colores para la habitación de los niños, primero debe preguntar al niño mismo qué colores le gustan, porque las preferencias personales expresan individualidad.

Loading ..

Recent Posts

Loading ..